El tiempo nuestro recurso mas preciado

Los adultos mayores nos lamentamos de dos cosas antes de morir : de no habernos reconciliado con un familiar o amigo, y de no habernos atrevido hacer mas cosas. Si no tuviéramos miedo, en cuantas mas acciones nos involucramos.

Invertimos tiempo ocupándonos por cosas contra las que no podríamos hacer nada, y es mas , la mayoría de las veces ni tan siquiera suceden, es un desperdicio imperdonable.

Es curios que necesitemos toda una vida para darnos cuenta de lo importante que es disfrutar el momento actual.

A nuestra edad, no perdamos tiempo en pensar a largo plazo, para no perder el presente : es curioso que necesitemos vivir mas de setenta años, para darnos cuenta de lo importante  que es disfrutar el hoy y el momento actual, ya no existe .. “ haré lo que me guste dentro de unos años….”,  una esperanza en un futuro incierto.

Aun a nuestra edad debemos avanzar, retroceder, aprender y crecer.

Una veces una cosa, otras veces otra, pero siempre así. Girando constantemente hacia nuevas vivencias y aprendizajes, nuevos retos y descubrimientos, nuevos logros y nuevos errores, nuevos pasos hacia adelante, otros hacia atrás, y nuevamente hacia adelante…como en un baile en nuestra juventud.

 En este tiempo en lo personal he estado avanzando, retrocediendo, aprendiendo, creciendo. He sopesado y valorado decisiones tomadas, he reajustado acciones y hábitos, he comenzado nuevas aventuras y retomado viejos placeres… Unas veces avanzando y otras retrocediendo, pero siempre aprendiendo y creciendo, y a su vez tomando conciencia de que cada nuevo paso, sea en la dirección que sea, nunca es igual a otro anterior, y esperar con entereza el momento final .