Vestigios de la evolución.

Por continuo malestar en el tercer molar, tuve que visitar a un cirujano maxilofacial quien sugirió la extracción para evitar mas problemas de inflamación de encías y dolor.

Ya conversando con el cirujano dentista, , me comenta que el tercer molar no tiene ningún sentido en este vida, mas que fastidiar, pero añadió que tienen como destino evolutivo a desaparecer.

Además del su nombre intimidante y recordatorio a un juicio divino, “ las Muelas del Juicio”, se les puso este nombre debido a que aparecen entre los 17-18 años, supuestamente edad que comenzamos a tener juicio o uso de razón, académicamente llamados terceros molares o cordales

El cirujano dentista sigue comentando: En sus días tuvieron mucha importancia para adaptarnos al ambiente primitivo y eran muy útiles.

Éstas muelas fueron convenientes en el pasado pues aportaban potencia masticatoria, cuando nuestros ancestros comían su alimentos  duros y crudos.  

Pero con el paso de miles de años de evolución, los molares cordales dejaron de tener alguna utilidad. Pero no desaparecieron y ahora causan más mal que bien.

Como las muelas del juicio son las últimas en salir, éstos no tienen sitio por donde hacerlo y provocan los problemas que todos conocemos por la falta de este espacio.

Con el paso de miles de años, nuestros maxilares  han ido disminuyendo de tamaño, pero conservamos el mismo número de dientes,   La evolución de los huesos de nuestro cuerpo no ha ido pareja a la evolución de los dientes.

Sin embargo, el cirujano comenta que actualmente en su practica y experiencia,  ha atendido muchos adolescentes que ya no hay presencia de ellas.

Lo más probable es que con el paso  de años,  ningún ser humano posea al final estas ineficaces muelas.

Potente nombre.

Después de una visita al dentista para una profilaxis , al terminar su evaluación me notifica que tiene que hacer una extracción obligada de un molar que está colocado de forma anómala, contra la muela de su costado, ¡es la muela del juicio dice enfáticamente! no hay opción a una reparación de la misma.

Después de este diagnostico, tengo miedo y curiosidad, ¿porqué las ‘muelas del juicio’ se llaman así?.

Seguro que siempre te has preguntado qué utilidad tienen las muelas del juicio ahí, al fondo de tu boca, más si para unos son inútiles y para otros justamente son un dolor de muelas innecesario ….

Me obliga a investigar y les narro lo sIguiente:

Los molares sirven para triturar. Nuestros abuelos de las cavernas se pasaban el día mascando muchos más vegetales que nosotros. Las muelas del juicio son un resto evolutivo de lo que eran los terceros molares. Quizá nunca las hayas visto o sentido, pero en realidad son cuatro y están situadas al final de cada hilera de dientes. Es decir: hay dos arriba y dos abajo.

las muelas del juicio están por ahí, ya que son las últimas en aparecer o, como dicen los dentistas, en erupcionar. Siempre te has preguntado por qué estás piezas tienen nombre y apellido propios: “muelas del juicio” sino de que aparecen cuando la persona tiene unos 18-22 años… supuestamente la edad del uso de razón.

El ‘juicio’ no solo es el acto por el que un tribunal juzga a alguien, sino también es como se denomina al momento de madurez y cordura de una persona. De ahí que frases como ‘“tener juicio” sean sinónimas de , ‘“ser responsable”’ o por el contrario ‘“perder el juicio”’ sería ‘“perder la cordura”’, ‘“volverse loco”’, ‘“no entrar en razón”’.

Las muelas del juicio, que también son llamadas ‘“muelas cordales” (de cordura), al contrario de lo que ocurre con el resto de molares y dientes, salen cuando ya somos mayores por lo tanto, cuando tenemos “ juicio” (madurez, cordura y/o sensatez) .

Pero tranquilo, quizá tengas suerte: puede que las “muelas del juicio” no te molesten en toda tu vida. Todo depende de la “personalidad” de tus muelas , cada caso es personal e intransferible, solo una parte de la población tiene problemas con su irrupción.

Dicho lo cual, a partir de que “tengas juicio” aprovecha la visita al dentista para ver cuál es su evolución y que el profesional evalúe si progresan adecuadamente.