Apellido “N”

Resulta que ahora los medios de comunicación se deberán referir a un delincuente inculpado, cuyo nombre sea Evaristo Contreras, como Evaristo »N«

La razón  la explicamos a continuación:

La Procuraduría General de la República (PGR) lo rebautizó de esta forma, debido a que el Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio pide, para proteger su »identidad« y evitar la criminalización , que a los presuntos responsables de cometer algún delito se les sustituya el apellido por una “N”…

Es así como ahora, en cualquier publicación periodística que lees, al exmandatario lo encuentras como 

Evaristo  “N”.

¿Hasta cuándo?  Evaristo “N” dejará de ser nombrado así hasta que un juez determine su situación jurídica, es decir, hasta que, derivado de las investigaciones, se le compruebe la culpabilidad en los delitos de los que se le acusa y exista una sentencia condenatoria en su contra.

Y así con el resto de los acusados –o inculpados– de algún delito.

El procedimiento penal establece que la protección de la identidad de los acusados busca prevenir una condena  de la sociedad anticipada, o sea, que la gente los criminalice sin que se les haya comprobado su participación en un delito.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Suprema Corte de Justicia han coincidido en que el derecho a la presunción de inocencia abarca la distorsion del rostro, por eso en televisión

les tachan con plumón negro grueso los ojos, y el nombre del inculpado con un alias «N«

Prevalece el derecho a la presunción de inocencia.

Rosendo Gerónimo Flores

COVID-19

La confianza es el elemento clave del funcionamiento de una sociedad.

La confianza puede ser personal, cuando una persona cree y confía en sí misma, lo que le permite tomar iniciativas y riesgos. Puede ser interpersonal, cuando se confía en otras personas, lo que permite tener amigos, participar en organizaciones y asociaciones, pertenecer a la sociedad civil y crear empresas. Finalmente, puede ser impersonal o institucional, lo que permite que las normas, contratos, propiedad privada y otros derechos básicos de un país sean respetados y que su economía funcione eficientemente al confiar sus ciudadanos en la equidad, imparcialidad y eficiencia de las instituciones políticas, sociales y económicas creadas por ellos.

Hoy ante el asecho del coronavirus, el Gobierno de Mexico, no ha endurecido las medidas de prevención para proteger a sus habitantes, cancelando reuniones  como seminarios, seminarios , concentaciones masivas publicas,  la esta tomando a la ligera, incluyendo el Presidente de la Republica.

Por primera vez en Mexico, el hospital privado ABC en la ciudad de Mexico, reportó nueve infectados, que no estaban cosiderados en el recuento de Secretaría de Salud.

En otros lugares  ya tomaron medidas radicales, pero necesarias para proteger a sus connacionales, hay que comenzar, al menos, con los cercos sanitarios y todas las acciones que sean pertinentes.

No podemos arriesgar la economía de nuestro país, por el exceso de confianza de que en nuestro pais no habrá crisis de salud, la prioridad de un gobierno es darle salud a todos.

Estamos esperando que nuestro vecino del norte cierre sus fronteras, para tomar precauciones mas drasticas, pero tardías, la falta de confianza afectará a la nueva admistración.