Si me atrapan…..nada cambia.

.Una remembranza y vaticinio (anuncio de un hecho futuro por ciertos indicios o intuición)

. ..El abril 3 de 2010, en una excepcional y valiente travesía en la sierra Madre Occidental se pacta una entrevista del respetado periodista Julio Scherer con Ismael Zambada (El Mayo),  en algún un lugar sin nombre. 

A pregunta expresa del periodista a Ismael Zambada (El Mayo) :

–¿Lo atraparán, finalmente?

–En cualquier momento o nunca, responde El Mayo, y continúa…Si Un día decido entregarme al gobierno para que me fusile. Mi caso debe ser ejemplar, un escarmiento para todos. Me fusilan y estalla la euforia. Pero al cabo de los días vamos sabiendo que »nada cambió.«

–Scherer :¿Nada, caído el capo?

–El problema del narco envuelve a millones. ¿Cómo dominarlos? En cuanto a los capos, encerrados, muertos o extraditados, sus reemplazos ya están y andan por ahí »

A juicio de Zambada, el gobierno llegó tarde a esta lucha y no hay quien pueda resolver en días problemas generados por años…… Infiltrado el gobierno desde abajo, y ciertos empresarios financiados y asociados, el tiempo hizo su “trabajo” en el corazón del sistema y la corrupción se arraigó en el país. Al presidente, además, lo engañan sus colaboradores. Son embusteros y le informan de avances, que no se dan, en esta guerra perdida.

–Scherer. ¿Por qué perdida?

–EL Mayo contesta : El narco está en la sociedad, arraigado como la corrupción.

Tras la sentencia a cadena perpetua de su padre »El Chapo« Guzman, los hijos mayores del capo, Jesus Alfredo e Iván Archivaldo,  hermanastros de Ovidio Guzman Lopez,  han asumido el liderazgo en una facción denominada »Los Chapitos«, Ovidio de 29 años desató el terror durante horas en Culiacán, demostrando una guerrilla intensamente armada, organizada y numerosa de jóvenes con edades de los 20 a 35 años de edad, decididos y sin miedo a morir.

El Cartel » Los Chapitos«, superó y abrumó a las Fuerzas Armadas.

Ratifican y demuestran con acciones, no palabrerías,  el vaticinio de su padrino »El Mayo« Si me atrapan …..nada cambia.

Muerte asistida.

Muerte asistida.

En su homilía del domingo, el sacerdote abordó el tema de la muerte digna, recordando que “la vida es un don de Dios y solo el puede darla o quitarla”

Recordemos que el senador del PRD, Miguel Ángel Mancera, presentó una iniciativa de reforma, mediante la cual se busca defender los derechos Individuales cuando hay enfermedades con dolores terribles, y descartó que se trate de una eutanasia, sino una muerte digna, abundó que no se trata de terminar con la vida, sino de dignificarla, se trata de acortar una llegada a la etapa terminal con dignidad y sin sufrir.

Contraria posición de la Arquidiócesis de Mexico, quien publicó “Ninguna persona, institución o gobierno considere que tiene derecho a quitar la vida de otra” y añade “se considera que el enfermo ha muerto cuando se le declara muerte cerebral. Cuando esto ocurre, aunque los órganos del cuerpo se conserven funcionando, se considera a la persona muerta”.

“La Iglesia pide que se haga todos los esfuerzos posibles para ayudar a que el enfermo se mantenga con vida”.

En una sociedad donde el confort, el consumo y el placer, el dolor o el sufrimiento no tienen lugar.

Que duele mas, el dolor físico o el dolor moral y religioso.

Esa decisión la hará el enfermo todavía consciente y su familia.