Imagenes de una realidad.

El principal panorama de la ciudad es su gente. La presencia humana apresurada, voluntariosa, tensa, desafiante, ocupa y desborda todos los espacios de calles y avenidas. Hay una energía colectiva que la hace mas viva.

Ciudad de que no esta quieta, ni en los parques, ni en los mercados, en donde están los juanes, las marías, los niños de la calle, la gente común, a eso que los políticos llaman “el pueblo”, los que no molestan ni ocupan sitio en el espacio o en el tiempo, los pobres, que son nadie, un bulto sin voz con su silencio de años, gente que esta herida, llena de hambre y sufrimiento inútil.

Ciudad que no esta quieta ni en los panteones, donde se hacen honores con corridos rancheros a un jefe narcotraficante, y no lo está porque están los jóvenes, los taxistas, los transeúntes, los policías, los comerciantes, los estudiantes, los vendedores ambulantes, todos con sus costumbres, hábitos, exigencias y enojos.

La ciudad y sus habitantes con sus costumbres y modos de vivir, los ricos, pequeños potentados en sus almacenes, distribuidoras o bancos, una clase media con el cerebro lleno de mensajes electrónicos y de consumo y en cambio los pobres, la muchedumbre extenuada, fatigada, atormentada por la miseria y sus cotidianos trajines.

Así en blanco y negro, así en malo y bueno, así en feo y bello.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s