Un acuario en el desierto

Asistir a centros educativos y recreativos en las ciudades que tienes la oportunidad de visitar, es una experiencia inolvidable, mejor si vas acompañados de tus hijos y nietos.

El acuario OdySea es una instalación de última generación en el suroeste de Estados Unidos, localizado en Scottsdale, Arizona, te sorprenderán caminar bajo el mar submarino, por el SeaTREK, una escalera gigante sumergida que desciende hacia el océano profundo y es la única exhibición de acuario rotatorio del mundo.

Los baños en el atrio son impresionantes, ya que tienen un tanque de pared de cristal donde parece estar caminando con tiburones, Vale la pena entrar aun si necesitar utilizarlo.
Las exhibiciones son muy interesantes en un hábitat recreado con diferencia al acuario normal, este esta orientado más hacia el “Arte”.
No se arrepentirán con esta visita, además es más barato que llevar de compras a nuestra esposa.

Rojo-naranja atardecer.

Un momento único durante el día es el atardecer y los sinaloenses hacemos alarde que los nuestros son un espectáculo increíble, por lo cual organizamos una competencia entre amigos y familiares en enviarnos fotografías capturadas por nosotros en la playa, en el valle o la montaña..
No cabe duda que la naturaleza es sorprendente y hay  momentos espectaculares como el colorido paisaje del rojo atardecer,  y nos preguntamos si el cielo es azul  porque adquiere otras tonalidades que van desde  mezclas intensas hasta difuminarse y desaparecer.
Es importante recordar que los rayos  del sol, viajan de forma recta , y  al entrar en la atmósfera se rompen generando una gama de colores que podemos ver en un arco iris y así apreciar todos los colores: azul ,violeta, naranja, amarillo, rojo.   
Lo que hace que una luz de color  sea diferente a otra, es su longitud de onda (distancia real de una onda en un determinado intervalo de tiempo). La luz visible a nuestra vista, incluye las longitudes de onda larga como el color rojo y la longitud más corta es la que vemos como el azul ( cielo) o violeta.
Conforme la rotación de la tierra, el sol baja por el cielo, es cuando  la luz atraviesa y expande más en la atmósfera para alcanzar nuestros ojos, y los colores  azul y el violeta de longitud de onda corta se dispersan en el infinito, permitiendo que los rojos y amarillos pasen a través de nuestros ojos, sin la competencia del azul y violeta. 
Además las partículas de polvo, contaminantes en suspensión, y vapor de agua  que se encuentran en la atmósfera, reflejan aún más los rojos y amarillos, haciendo que el cielo brille de color rojo-naranja en un hermoso atardecer y romántico momento.