Avejentar con satisfacción.

Una de las claves de la felicidad es cuando se llega a una edad madura y saberse querido, aceptado.
Uno de los mayores logros de la sociedad moderna es precisamente ese, el posibilitar nuestro envejecimiento, que la esperanza de vida sea cada vez mayor, aunque este avance no sea simétrico en todo el país.
Algunos niños estarán contentos por acercarse a la ansiada adolescencia, algunos adolescentes por alcanzar la independencia y madurez. Otros, sin embargo, añorarán tiempos pasados y querrán detener el inexorable reloj biológico. Todos ellos están destinados a envejecer si tienen suerte y viven las condiciones sociales y económicas adecuadas.
Esta prioridad no atañe solo a los mayores, es un objetivo social que obliga también
la juventud  para su ahorro creciente en la Afore, que algún día  utilizará al llegar a la vejez.
En el devenir de una sociedad capitalista, el valor de las cosas cada vez se mide más por su productividad, especialmente en las sociedades occidentales.
Lo peor de este fenómeno es que los mayores que han dejado de producir, nos hacen sentir inútiles e innecesarios.
Innecesarios, no !..en política sucedió algo inusitado y contrario a lo comentado, en México  prevalece la juventud, , y como resultado de la ultima elección presidencial,   la juventud votó por  Andrés Manuel López Obrador,  y lo sorprendente  es que será un gobierno de gerontocracia (el poder en manos de ancianos)…
El  presidente  y los integrantes de su gabinete conforman el equipo de mayor edad en los últimos 25 años de la historia política de México.
Nos impresiona que lleguen personas de la  tercera edad a gobernar un país, , pero no olvidemos el origen indígena de México y, como en la Grecia espartana y ateniense, es el consejo de ancianos el que lleva el bastón de mando en los pueblos.  La propia palabra Senado viene de anciano”, del latín senatus ‘Consejo de los Ancianos’ y, por extensión, ‘senado’, derivado de senex ‘anciano
Corolario, »La mejor edad de la vida, es estar vivo!.

Somos concisos?

Conoces a alguien que habla por los codos, tiene incontinencia verbal, no escucha a los demás y no deja hablar?

Si es así, ya habrás comprobado que puede resultar bastante molesto y agotador. Los que hablan en exceso y además el contenido de su elocución es muy pobre, ciertamente no apetece compartir tiempo con ellas en una reunión.Todos hemos dado explicaciones innecesarias, y de más, al estar frente amigos, entonces tendemos a hablar y hablar sin parar. La mitad de lo que creíste haber dicho no fue escuchado, la verborrea es inadecuada, confusa y aburrida.Cuando expresamos nuestras ideas con el menor número de palabras posible, decimos que somos concisos, que hablamos concisamente, las personas concisas evitan las palabras superfluas y ociosas, las inútiles circunlocuciones y solo emplea los términos más propios y expresivos.No demos explicaciones a menos que te lo pidan, que nuestras frases sean breves y enviaremos el mensaje correcto, Se denomina vicio del lenguaje al uso inadecuado del léxico o a la construcción incorrecta de frases y oraciones. Estos errores dificultan la interpretación de un mensaje y no ayudan a su comprensión.“La perfección, se logra no cuando no hay nada más que agregar, sino cuando no hay nada más que eliminar”, escribió Antoine St. Exupery, autor de la famosa obra El Principito.

Anna Fedorova

Una virtuosa pianista ucraniana cautiva a Culiacán. Logra una asistencia total de los mil asientos del Teatro Pablo de Villavicencio, además que se permitió se ocuparan pasillos de mezzanine dando entrada a aun más asistentes. Lamentablemente en  la explanada se quedaron una multitud de cientos, exigiendo entrar, pero no les fue permitido por razones de espacio. Entre 300 y 400 personas, lo que significaría la asistencia más nutrida para un programa de corte clásico en la vida de la OSSLA. Histórico.  Con entrada gratuita al teatro, se presentó la joven pianista ucraniana de renombre internacional Anna Fedorova, ofreciendo el Concierto para piano no. 2 en Do menor opus 18, de Sergei Rachmaninoff,  el cual interpretó acompañada por la Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes, dirigida por el también prestigiado y joven maestro Miguel Salmon Del Real. Una versión de años atrás del mismo concierto, interpretada por Anna Fedorova también, ha alcanzado ya 22 millones de visitas en Youtube. Ante los aplausos tras el primer movimiento (Moderatto), faltó algún comentario previo de algún presentador solicitando al público aplaudir hasta el final de la obra, a razón de no perder la concentración entre los movimientos señalados en el programa de mano. Los siguientes movimientos Adagio Sostenuto y Allegro scherzando, transcurrieron sin interrupción ante un público atento que arrancó no pocos suspiros en las partes más sublimes. La estruendosa ovación final, cerrada, de pie, fue una muestra de las intensas emociones provocadas, y continuó aún cuando la artista se retiró dos veces y regresó para al final ofrecer un encore para piano solo, que hizo repetir las ovaciones. Después de esta demostración de aceptación y avidez de cultura por  la población y estudiantes de Culiacán, sería propicio invitar al público asistente y particulares a pagar una moderada cuota o a realizar aportaciones de todo tipo para el mantenimiento, transportación y otros gastos de talentosos artistas de las bellas artes. Lo que sucedió en el Pablo de Villavicencio, es una manifestación que no solo nos gusta la música de Banda y los corridos rancheros.

La Transformación.

Nunca hemos vivido en paz; la espiral de violencia, los radicalismos que nos dividen, la intolerancia que nos fragmenta y el rencor que nos corroe.

 Mexico ha tenido guerras y revoluciones, golpes de estado, invasiones, dictaduras y reestructuraciones  y reformas, ya sean personales o de partido y simulaciones de democracia, donde su estructura económica, política y social ha estado basada en la explotación, el abuso; el país ha estado diseñado para que muy pocos (39 mexicanos)   vivan en la opulencia obscena que los sostiene la indigencia de millones (96 millones).

Esto fue desde el virreinato, nada cambió con la guerra de Independencia(1810), la de Reforma (1857)o la Revolución(1910).

Decenas de etnias y lenguas coexisten en un país clasista y racista, la población de arriba y los de abajo siempre han estado determinado por el color de la piel.

Nuestro país ha tenido dos periodos de orden, uno fue el Porfiriato (1876-1910), que dio orden y progreso pero nunca paz, eso fue así porque el progreso y el esplendor  lo disfrutaban unos pocos y el precio lo pagaban muchos otros, pero nunca cambió la injusticia y la desigualdad sobre la que descansa Mexico.

El otro periodo fue la “buena etapa” del Partido de la Revolución (1934-1970), que generó instituciones y desarrollo, pero nunca paz, pues una vez más dicho orden estuvo sustentado en la represión. El orden es mejor que el caos, pero orden no es paz.

Mexico no ha dejado de ser un país sustentado en el aprovechamiento, de muy pocas elites privilegiadas viven en la abundancia gracias al poder económico de la miseria, que es de hecho nuestra ventaja competitiva  (bajos salarios) ante el exterior, y donde la clase política es reciclabe pero inamovible, y donde todo cambia para seguir igual.

Para el actual presidente mexicano la 4T consiste y cito :

“… básicamente, en desterrar la corrupción de nuestro país. No tendremos problema en lograr este propósito porque el pueblo de México es heredero de grandes civilizaciones y, por ello, es inteligente, honrado y trabajador.

La corrupción no es un fenómeno cultural sino el resultado de un régimen político en decadencia. Estamos absolutamente seguros de que este mal es la causa principal de la desigualdad social y económica y de la violencia que padecemos. En consecuencia, erradicar la corrupción y la impunidad será la misión principal del nuevo gobierno”.

La transformación de un país es imposible sin la transformación individual de la mente de cada uno de sus habitantes..