El síndrome del Rey Midas.

El deseo obsesivo por acumular dinero y riquezas es lo que caracteriza a los crematómanos, con una avaricia extrema, nada alcanza, todo es poco.
Las personas que padecen de crematomanía, son desconfiadas, valoran mas el dinero que el tiempo, los pocos amigos  que tienen  consideran que convivir con ellos es una perdida de dinero. Todos sus actos equivalen a una inversión para multiplicar la riqueza.
Tienen cubiertas sus necesidades y sin embargo viven obsesionados por el dinero y organizan su vida en torno a la ganancia, a la ventaja, y en nuevos proyectos, pero bien sabemos , el dinero es poder, a la opulencia rinden todos adulación y obediencia.
Rastrear el origen de la palabra crematomanía es interesante. El mito griego del Rey Midas, que gobernaba el país de Frigia ilustra esta patología. Midas amaba al oro, y tuvo la posibilidad de pedir un deseo al dios Dionisio, a quien pidió que se convierta en oro todo lo él tocara.
No podía siquiera comer, y cuando , desesperado buscando consuelo , quiso abrazar a su hija Zoé, también se convirtió en una hermosa estatua de oro. Como siempre la cultura griega, universal nos explica las grandes pasiones y las mas terrible miserias humanas.
Corolario: A quien Dios más ha dado, a mas es obligado a contribuir y dar, porque   donde hay riqueza, hay trabajo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s