Todo se transforma.

Antier desperté muy temprano y decidí aprovechar  el día para caminar por el  bosque alrededor del dique, la temperatura era agradable y un tibio sol se colaba entre las frondosas copas de los árboles. Me acompañaba, como casi siempre, mi teléfono y mi música.

Iba caminado tranquilamente, mientras disfrutaba de la tranquilidad de los arboles y de un paisaje inhabitual con un entorno de  la soledad,  era un paseo despreocupado, la tranquilidad de no tener ninguna urgencia y la música bella y placentera.. Estaba en uno de esos estados de ánimo en que alguno de tus sentidos se agudiza y prestas atención a cosas a las que nunca sueles hacerlo, los pájaros, las ardillas, los patos y la diferente tonalidad del follaje, 

Me sumergí en la letra de las canciones que escuchaba, algo que casi nunca suelo hacer, mientras continuaba caminado.  Se lo recomiendo. Descubrirán frases que han oído miles de veces pero que nunca has  puesto atencion a la letra, que hemos escuchado infinidad de veces, y representan verdaderas poesías y pensamientos que dan vitalidad a nuestra existencia 

De repente, en mi teléfono suena  una poca conocida canción de Jorge Drexler, cantautor uruguayo, “Todo se transforma”, y me sorprendieron en ella giros poéticos insospechados y emotivos que acentuaban  en mi concentración y de bienestar.

Pero dejaré que sean ustedes mismos cuando escuchen  esa canción,  disfruten la letra que es una poesía,, y compartiré tan sólo en este artículo la letra del estribillo de esa pieza genial:

 

“Cada uno da lo que recibe y luego recibe lo que da, nada es más simple, no hay otra norma: nada se pierde, todo se transforma”.

Lean con atención esa frase y dejen que su mente vague por ella, que la acaricie, que la desmenuce, que busque sus significados más ocultos. Dedíquenle unos instantes, Impactante, ¿no? Y, tan simple, tan sencilla, tan cierta.

Aplicable, con escasas excepciones, a tantos y tantos aspectos de la vida humana: a la vida personal, al amor, a las relaciones, a la familia, a los amigos, a la empresa, al gobierno…

 Empecé a repetir  la frase de Drexler y a fantasear con la misma y con su aplicación organizativa.

“Cada uno da lo que recibe y luego recibe lo que da”. 

En positivo, podría aplicarse a todos, que con un comportamiento de civilidad adecuado,  recibiremos  respeto, colaboración y asistencia.

“Cada uno da lo que recibe y luego recibe lo que da”. 

En negativo, para las administraciones gubernamentales que durante épocas  han engañado  a sus gobernados adoptando políticas deshonestas y lucrativas para su beneficio personal,  tienen voto de castigo“

Una frase tan simple como : “Cada uno da lo que recibe y luego recibe lo que da”, es la Ley de Acción-Reacción o Causalidad, dicha ley dice que toda acción provoca una reacción y toda reacción proviene de una acción. Todo efecto tiene su causa y toda causa su efecto. La frase del estribillo “cada uno da lo que recibe, luego recibe lo que da” nos habla justamente de eso. Así una acción, por pequeña que sea, tiene su fruto. Llegue cuando llegue.

La vida funciona de un modo inteligente y economiza por naturaleza, nada se desaprovecha. 

Somos nosotros los que a veces malgastamos o utilizamos mal lo que tenemos. Creo que ése puede ser un buen motivo para levantarse todas las mañanas con el propósito de dar todo lo positivo, lo bueno, en el mayor grado posible. Aun en la adversidad. Y seguro que nos vendrá “lo bueno“ de vuelta cuándo sea el momento.

Creo que seguiré caminado”. Y me perdí de nuevo en la frondosidad y tranquilidad del bosque.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s