Tocar madera

Con motivo de la consulta nacional ciudadana sobre el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de Mexico, y si la votación termina con un resultado equivocado, se corre el riesgo de afectar la calificación de riesgo y reputación crediticia al país para proyectos de gran importancia, en consecuencia el final de la inversión extranjera directa,  y por este temor toqué madera tres veces.

La frase “Tocar madera” está muy extendida mundialmente y sobre todo es utilizada cuando no deseamos tener mala suerte o queremos evitar un mal augurio o resultado. En definitiva, tocando madera pretendemos atraer la buena suerte y distanciar lo malo, deseando que todo vaya bien.   Es una manera casi inconsciente de evitar o rechazar algo supuestamente malo que puede llegar a ocurrir.

Usada para repeler la mala suerte, esta frase presenta dos orígenes posibles. El primero se remonta a las antiguas civilizaciones, cuando la naturaleza era adorada como gran divinidad y los árboles eran su principal símbolo, la madera es un material que procede de la naturaleza, aporta calidez y tranquilidad a nuestros sentidos. Visualmente es atractiva y agradable, al tacto nos une con la naturaleza y nos da una sensación siempre agradable, además por sus propiedades térmicas su temperatura es siempre adecuada. Por último al olfato, su olor olfato varía dependiendo de las especies pero siempre agrada, incluso en forma de leña cuando la usamos como combustible, su uso es siempre positivo.

Hoy  nos hemos preguntado de dónde proviene la frase “Tocar madera” y su relación con la buena suerte. Existen dos teorías:

 Algunos historiadores lo asocian a los griegos o los indios norteamericanos.

Como sabemos,  la mayoría de los efectos de la naturaleza o la vida se asociaban a la acción de un Dios.

La madera es un material presente desde la propia existencia del hombre, siempre considerada un material noble, con buenísimas propiedades y “un regalo de Dios”. En especial, la madera de roble era la más admirada ya que se decía que el roble era el hogar de Dios durante la época de los griegos y era la forma en que éstos tomaban vida terrenal.  Así estar cerca de un roble parecía estar cerca de un Dios y tener mayor protección, por lo tanto tocar madera y en especial la de roble, podía traer protección y buena suerte.

Otra teoría más reciente tiene su origen en la crucifixión de Jesús y viene del cristianismo. Jesús fue crucificado en una cruz de madera y se creía que tocando la cruz o la madera de la cruz, se podía obtener protección o buena suerte, también asociado a un Dios terrenal como Jesucristo.

En definitiva, la madera siempre se ha asociado a los dioses. Es increíble que un solo material ofrezca tanta versatilidad y que pueda tener buenas propiedades para fabricar cualquier producto domestico o industrial, y también la presumible protección de resultados indeseables.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s