Disciplina no condescendencia

Actualmente la mayoría de los jovenes tienden a evitar todo esfuerzo y sacrificio personal, buscan lo facil y placentero. Pueden pasarse horas seguidas chateando y jugando en internet.
Antes que el estudio y el trabajo, los atrae la ropa de diseño, la diversión, la vagancia, la fiesta, el alcohol, y el tabaquismo. Si se les llama la atencion, se enojan, gritan, creen que se merecen todo, y menos ofrecen una disculpa por sus equivocadas acciones.
Como padres hemos descuidado la formación moral y las buenas tradiciones de cultura, con un sistema permisivo de condescendencia y tolerancia con lo que hace el menor.
Los roles se invirtieron, y ahora son los papás quienes tienen que complacer a sus hijos para ganarselos, y no a la inversa, como en el pasado. Si bien la autoridad y arbitrariedad paterna del pasado aplastaba, hoy la condescendencia ahoga a los hijos en un individualismo egoísta, que buscan lo que les hace bien, sin pensar en nadie mas.. Otros ni estudian, ni trabajan. Viven del trabajo de sus padres.
En la presente generación presentan una maduración sexual precoz, esto se puede ver reflejado en la temprana practica sexual en los adolescentes sin estar mentalmente preparados, por medio de la educación sexual en familia de las consecuencias de su sexualidad, el valor que tiene su dignidad y el respeto a su cuerpo y el de los demás.
A nuestros hijos y nietos, corresponde a los padres y abuelos , de verlos con sabiduríaa, acierto, severidad y serenidad.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s