Nuestros sueños.

Desde la antigüedad los sueños han sido considerados un contacto con la divinidad, o la mejor forma de vaticinar eventos, pero realmente nos traen cada noche universos insólitos, personajes misteriosos, visiones infernales o pocas veces angelicales, o episodios maravillosos que no podíamos vivir despiertos.

Todos soñamos cuando dormimos, pero no siempre los recordamos.

Cuando dormimos, nuestro cuerpo reposa y nuestro cerebro aprovecha para realizar funciones, como limpiar los archivos de información que almacena nuestra mente durante el día. Por lo general solo recordamos el ultimo sueño, justo antes de despertar, pero tendemos a olvidarlo a lo largo del día.

Otras veces el sueño provoca ansiedad o miedo, muchos soñamos con pesadillas cuyo contenido cambia, son comunes en los que la persona se cae al vacío, es perseguido, atacado, es incapaz de moverse o gritar, y es que mientras dormimos nuestro espíritu se mueve libremente por otras dimensiones y mundos, y hasta comparte con otros seres.

Soñar es abrir una puerta a nuestra mente, quien genera esperanzas, ambiciones, deseos reprimidos, fantasmas, amigos que se han ido, tiempos malos o buenos, todo esto reside ahí, en la mente primitiva, con efímeras realidades que están mas allá de la lógica , completamente distante a la mente con facultades cognitivas de percepción, pensamiento, conciencia y memoria.

Soñar o no soñar, esa es la cuestión… al fin y al cabo hay que descansar lo que nos permita un sueño reparador.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s