Mañana lo hago.

Esta es una excusa para dejar de hacer el trabajo o los deberes, en lo personal o en lo laboral prefiriendo dejar de hacer todo para él o algún otro día. Es un habito entre amigos y familia usada para evadir, aplazar, dilatar o diferir las responsabilidades a cambio de realizar una menos importante o simplemente dedicarnos holgazanería o ver televisión.

Esperamos para pagar el último día del plazo concedido los impuestos y contribuciones, el canje de placas, compromisos y obligaciones como las cuotas escolares, el consumo de energía, las revisiones técnicas, etc., esta actitud corresponde a una forma inconsciente de posponer los quehaceres y produce ansiedad, angustia, incomodidad, si la padecemos se le denomina Síndrome de la pereza.

Hace unas décadas, se utilizaba el verbo procrastinar, de quien originó el sustantivo procrastinación, derivada del termino latino procrastinare que significa literalmente “dejar para mañana”. Pongámonos a pensar en todo el tiempo que hemos perdido procrastinando, especialmente los legisladores que aplazan, dilatan o difieren las iniciativas de ley para su estudio y aprobación.

La frase coloquial que mejor refleja esta actitud negativa hacia la responsabilidad es la siguiente: “No dejar para mañana lo que puedas hacer hoy”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s