Propósitos

Arrancamos un nuevo año con propósitos, con la intención de dejar hacer algo, o con el ánimo de metas por cumplir: Bajar de peso, hacer ejercicio, dejar de fumar, disminuir la ingestión de bebidas alcohólicas, ahorrar y evitar gastos innecesarios, encontrar trabajo, reiniciar estudios abandonados; nos damos cuenta que la mayoría se tratan de hábitos a cambiar, es decir costumbres que ya los tenemos arraigados.

Nuestra motivación al inicio del año es muy alta. Te sientes ilusionado por este nuevo comienzo y confías en que todo será mejor en el 2018, y nos proponemos metas muy ambiciosas, y aunque pensamos que podemos lograrlo, en realidad son metas extremadamente difíciles, demasiado grandes para empezar. Comentamos una investigación que se hizo el reciente año pasado, una radiodifusora invitó a participar a sus oyentes más leales, en una investigación vía telefónica a confesar sus propósitos, un total de 231 personas accedieron a participar en esta investigación. La mayoría de los propósitos de año nuevo tenían que ver con cambiar de hábitos, pero había también que ver con establecer nuevos hábitos.

Los investigadores de la radiodifusora, contactaron durante semanas y meses a sus radioescuchas para comprobar si efectivamente habían cumplido con su propósito de inicio de año. Los resultados fueron deprimentes:

El 22% no logró sus propósitos ni siquiera la primera semana de enero. El 40% renunció después de la segunda semana. El 30% logro llegar a 4 meses, y luego renunció.

El 8% cumplió durante todo el año.

Estos resultados pueden estar sobreestimados, debido a que estos reportes fueron dados por los propios participantes, lo que significa que pudieron ser muy optimistas o mentir sobre sus logros.

El verdadero motivo de porque la mayoría renuncia a sus propósitos de año nuevo, es mucho más simple y conlleva justamente la aparición de altos niveles de estrés, de nuestros pensamientos y emociones negativas como remordimiento, culpa y la falta de autocontrol. El agobio de ver lo difícil que, sobre el tiempo de cumplir una meta, te obliga a renunciar y volver a tu rutina de toda la vida.

El objetivo requiere de esfuerzo y de ciertos sacrificios, pero preferimos nuestra zona de confort, de la cual tenemos que salir para lograr las metas este año nuevo.

¿Lograremos una al menos?

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s