Habemus candidatus

Cada vez que se inicia un proceso electoral, la palabra que más se repite durante toda la campaña, es el termino “candidato¨.

Cuya definición según el Diccionario de la Real Academia Española tiene las siguientes acepciones: 1) Persona que pretende alguna dignidad, honor o cargo y 2) Persona propuesta o indicada para una dignidad o cargo, aunque no lo solicite.

El origen del termino es latín *candidatus*, cuyo significado es “el que viste de blanco”, y es que ese era el color de la toga de aquellos que en la Antigua Roma pretendían acceder a un cargo público.

El blanco determinaba la pureza y honradez de las personas destinadas a representar al pueblo o al Estado.

Los atributos que debe poseer el candidato es credibilidad, experiencia y honestidad, aunado a una visión y compromiso con el país.

Aunque hay desinterés y hartazgo de los ciudadanos, convertidos en electores desencantados, y n consecuencia refleja una desalentadora intención del voto.

Los políticos empiezan a ser una clase aparte y eso provoca distanciamiento en la población, la vanidad, deshonestidad, la arrogancia, acaban consumiendo a los políticos que son rechazados y señalados por todos los grupos sociales.

Por eso, el candidato modelo, serían las mujeres, en su naturaleza son buenas administradoras en economía familiar, hacen más con menos, son prácticas y austeras y honestas.

¿Difícil el perfil, quien cumple todos los requisitos?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s