Habemus candidatus

Cada vez que se inicia un proceso electoral, la palabra que más se repite durante toda la campaña, es el termino “candidato¨.

Cuya definición según el Diccionario de la Real Academia Española tiene las siguientes acepciones: 1) Persona que pretende alguna dignidad, honor o cargo y 2) Persona propuesta o indicada para una dignidad o cargo, aunque no lo solicite.

El origen del termino es latín *candidatus*, cuyo significado es “el que viste de blanco”, y es que ese era el color de la toga de aquellos que en la Antigua Roma pretendían acceder a un cargo público.

El blanco determinaba la pureza y honradez de las personas destinadas a representar al pueblo o al Estado.

Los atributos que debe poseer el candidato es credibilidad, experiencia y honestidad, aunado a una visión y compromiso con el país.

Aunque hay desinterés y hartazgo de los ciudadanos, convertidos en electores desencantados, y n consecuencia refleja una desalentadora intención del voto.

Los políticos empiezan a ser una clase aparte y eso provoca distanciamiento en la población, la vanidad, deshonestidad, la arrogancia, acaban consumiendo a los políticos que son rechazados y señalados por todos los grupos sociales.

Por eso, el candidato modelo, serían las mujeres, en su naturaleza son buenas administradoras en economía familiar, hacen más con menos, son prácticas y austeras y honestas.

¿Difícil el perfil, quien cumple todos los requisitos?

Lideres del futuro

Seguramente hemos visto algunas series de televisión norteamericanas, en las que alguna de sus escenas corresponde a la de un padre con sus hijos en su habitación junto a la cama antes de dormir, leyéndoles algún libro. Esto es una parte positiva de la cultura y hábitos de la gente de los Estados Unidos; ¿En cuántas películas o series mexicanas que has visto los padres lean algo para sus hijos? Esto es algo que podríamos imitar del país vecino del norte.

Evidentemente el hábito de la lectura nos es ajeno. A pesar de su importancia, muchos mexicanos todavía nos mantenemos indiferentes ante la lectura e incluso, como mencionaba el poeta Octavio Paz: para la gran mayoría “leer es una excentricidad”.

Actualmente se están formando los futuros líderes de nuestro país; quienes en los siguientes veinte o treinta años, deberán tomar las riendas de las instituciones, empresas y colectivos clave en el desarrollo de México. ¿Qué podemos esperar de esta generación en formación y del país que tendremos en este plazo?……  el 85% por ciento del aprendizaje se realiza a través de la vista y sólo un 15% a través de otros sentidos, tal y como sucede con los niños que aprenden más de lo que ven -del ejemplo- que lo que escuchan, entonces al ser la lectura fundamentalmente visual; podemos afirmar, que “Somos lo que leemos”.

De acuerdo con la Secretaria de Educación sobre los índices de lectura, la población mexicana figura en el último lugar en competencias de

lectura de las 34 naciones que integran la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos. El 50 por ciento de los jóvenes de 15 años se ubicó en los niveles cero y uno, los más bajos del rendimiento escolar en las habilidades científicas, matemáticas y de lectura, por lo que el país cayó 12 puntos en lectura y ciencias, y sólo aumentó 19 en matemáticas.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Lectura realizada por el CONACULTA en México se leían 2.9 libros anuales por persona, menos de la mitad de lo que se lee en España y una sexta parte de lo que se lee en Noruega; además, de acuerdo con dicha encuesta, alrededor de 39 millones de mexicanos, casi media población nacional de 12 años y más, sólo entiende parte o nada de lo que lee, lo que nos pone muy por debajo de naciones desarrolladas. En cambio, tenemos que la televisión penetra en el 98% de los hogares mexicanos.

Que nos queda claro, es evidente que nuestros niños necesitan leer más, que nuestro país se ha convertido en lo que nuestros adultos han leído y que terminará por convertirse en lo que nuestros niños y jóvenes leen, ya que, de este modo, se forjan sus ideales y sus objetivos. Advertimos que, como marchan actualmente los acontecimientos, no podemos tener elevadas expectativas

Hoy sabemos que muchas enfermedades pueden prevenirse, controlarse e incluso curarse con cambios en la actitud, la conducta y la dieta; y todo ello depende de nuestro estado emocional.

Muy pocos objetos nos acompañan más allá de diez o quince años, a excepción de aquellos que tienen un significado sentimental para nosotros. Puede tratarse de electrodomésticos, prendas de vestir, automóvil o cualquier otra posesión. Sin embargo, los libros que vamos leyendo durante nuestras vidas se convierten en parte inherente de nosotros, integrándose a nuestra mente y espíritu.

. ¿Cuántos de nosotros leemos un cuento, fábula o historia a nuestros hijos o nietos cuando por las noches van a su cama?. Sabemos que los niños aprenden mucho más de lo que ven que de lo que escuchan, desarrollan sus hábitos por medio de la imitación. Desde pequeños van repitiendo las conductas de sus mayores, tanto las positivas como las negativas y sobre todo estas últimas. Año tras año, están inmersos en un ambiente en el que los hábitos quedan grabados en su “disco duro” y luego los repiten, de forma inconsciente; de esta forma, se hacen sus hábitos. Si chillas, chillan; si eres ordenado, ordenan; si perdonas, perdonan; si sonríes, sonríen; si lees, leen… Aprenden de ti lo bueno, lo mejor y también lo malo y lo peor. Por eso es bueno admitir tus errores y disculparte cuando te equivocas e intentar ser un buen ejemplo para ellos. Recuerda que “Vale más una imagen que mil palabras”

“Las palabras persuaden, el ejemplo arrastra”. De nada sirve predicar y no hacer; hablar y no actuar. Pregonar a los niños que siempre debemos decir la verdad y nosotros mentir, aún sí es sólo por una ocasión tiene consecuencias muy negativas, sería mejor no hablar.

Nuestros niños son conscientes del nivel de confiabilidad que tienen las palabras de sus padres. Cuando se les grita y no se actúa para corregir alguna de sus conductas, terminan por acostumbrarse a los gritos e incluso llegan a ignorarlos, generando falta de credibilidad a nuestras advertencias o amenazas.

Como país también estamos aprendiendo más de lo que vemos (televisión, internet) que de lo escuchamos; sin embargo, es más fácil imitar los aspectos negativos. Tal parece que eso es lo que están haciendo muchos de nuestros hijos. Los niños y jóvenes son los futuros dirigentes y la esperanza de este país. Si esta tendencia no se revierte, ¿de dónde vamos a sacar a los mexicanos que lideren la generación de un mejor porvenir para todos?

 

 

Laika

Después de asistir a una función de cine, al salir al vestíbulo del multicinemas me llamó la atención una nueva tienda con un extenso inventario de accesorios, alimentos, para mascotas, además con secciones de baño, peluquería, guardería y una sección de mascotas vivas. Los perros que tienen en custodia no se venden, se dan en adopción, con ciertos requisitos a cubrir por la familia adquirente.

Tenían en resguardo varios perros la mayoría mezcla de razas, una de ellas me recordó por su parecido a Laika, el primer animal utilizado en la misión de la cosmonauta canina de la Unión Soviética.

Por lo que aprovecho para la siguiente narración histórica: En 1957 era la carrera espacial entre la URSS y E.U.A, época de la guerra fría.

La misión era realizar un viaje espacial, y consistía en que el can orbitara al planeta a bordo del satélite Sputnik2, para probar la seguridad de estos viajes al espacio exterior para humanos. La historia de Laika es quizás la más conocida porque se convirtió en una de las grandes victorias soviéticas en la carrera espacial.

Laika fue recogida mientras vagaba por las calles de Moscú , nacida de una mezcla de husky y terrier, que había sobrevivido el frio y hambre en las calles moscovitas, era resistente y adaptable. Una vez seleccionada la llevaron a un centro de entrenamiento junto con otros perros callejeros. Finalmente resistió las pruebas de centrifugación, espacios reducidos y aprendió comer un gel como alimento. Finalmente fue seleccionada esta perra mestiza como único tripulante del Sputnik 2 por su tamaño mediano y su tranquilo y calmado carácter. La Unión Soviética mandó a la perra Laika a bordo del Sputnik 2 en un viaje del que no se sabía si volvería viva.

El presidente de la URSS Nikita Kruschev, a causa de la carrera espacial ordenó acelerar el lanzamiento de la nave con LAIKA, que en ruso signica “ladradora”, por lo que los científicos y entrenadores trabajaron con prisa, aun conscientes de que el animalito no sobreviviría a la misión.. El 3 de Octubre de 1957 Laika se convirtió en el primer mamífero en orbitar la tierra. Tres horas después del lanzamiento, Laika estaba comiendo, aunque su frecuencia cardiaca empezaba a disminuir.

Los sensores implantados reportaban que su ritmo respiratorio había aumentado mas de lo normal, lo cual significaba estrés, finalmente, debido a un sobrecalentamnto de la nave, la perrita dejó de respirar a las cinco horas después del despegue.

Laika se convirtió en una víctima, pero también en la heroína que allanó el camino para que el ser humano pudiera alcanzar el espacio exterior. Tras el viaje de Laika, la URSS no dejó de poner en marcha estas misiones y al menos fueron enviados 12 perros más al espacio, cinco de ellos regresaron con vida.

Consejo publicitario

Durante mi paso en la actividad comercial, nunca he olvidado un comentario que escuché de un agente de ventas que recorría toda la República, le pedí su opinión, como desplazar rápidamente un determinado artículo en exceso de inventario, y para mi sorpresa la contestación: anúncialo en la sección policiaca.

Con la inquietud del consejo, le pregunté a dos amigos editorialistas en diferente periódico el porqué de esa respuesta, los dos coincidieron en responder que la mayoría sus lectores se van directamente a la sección de crímenes y accidentes al tener el periódico en sus manos, no leen la primera plana.

Volviendo al artículo que no podíamos vender, se desplazó el inventario en quince días, eficaz consejo publicitario.

Los relatos en la sección policiaca, aunado a fotografías de las víctimas y agresores, nos fascina lo desagradable, nos seduce lo grotesco, lo malo, lo reprobable.

El morbo, es una atracción malsana de la población, por los acontecimientos dañinos como un choque, un asesinato, un asalto sin importar o lamentar lo que haya sucedido, es el motivo principal de ser testigo de ver la imagen de esa escena fatal y patética que hemos de fijar en nuestra memoria, sin compadecer a la víctima que yace inerme en un charco de sangre.

Solo así podemos explicar la audiencia y el éxito de tantas series de criminales en televisión y tabloides de crónica negra.

El morbo y el sensacionalismo están en todas partes. En la publicidad, el trabajo, entre los amigos; cada vez que hablamos de la vida de otros, y cuando nos enganchamos en internet a imágenes de sufrimiento y muerte.

En el fondo todo esto nos recuerda que somos humanos con una vida de excesos, sin obligación moral, hedonismo y contradicciones.

Acetum.

Recuerdo en mi adolescencia, escuchar en la cocina familiar la siguiente expresión: -Se me acedó el caldo- comentaban tristemente la tía, y mi abuela contestaba –Es que lo cuchareaste- esto era que, si uno le mete cuchara a un caldo que se está enfriando y lo revuelve, se echará a perder, sabrá agrio.

La verdad es que, si hace mucho calor, hay que atemperar la sopa antes de guardarlo en el refrigerador, si no seguimos el procedimiento, el caldo se fermentará, se le cucharee o no. Hoy las buenas cocineras jamás cucharean el caldo. Pero los caldos que se descuidan se seguirán acedando.

Son lecciones de mamá o de la abuela.

Hoy escuché que la gente también se aceda, física, o emocionalmente. Acedo proviene del latín “acetum” *vinagre*,  y califica tanto a un alimento ácido o agrio, como a una persona de carácter irritante, amargado, malhumorado, pesimista o desilusionado, unos de por vida y otras que nomás a ratos.

Hay que evitar ser el adjetivo ( acedo), y esperemos que no nos sirvan el sustantivo (sopa aceda).

Prejuicios.

Fue un activista en el movimiento estudiantil de 1968, escritor de temas políticos y periodista, hizo novela, ensayo y poesía, activo defensor de los derechos humanos. Luis González De Alba (1944-2016) jamás ocultó su homosexualidad, la proclamó y escribió acerca de ella, rebatiendo los prejuicios que aún prevalecen en muchos al respecto. A continuación una de su redacción combativa:

Que Dios condena la homosexualidad,

Respuesta  de González De Alba……Los textos bíblicos que hablan de la homosexualidad son seis en total : uno en el Génesis,  dos en el Levítico y tres en las cartas de SanPablo. En el Génesis se narra la destrucción de Sodoma y Gomorra, se no ha dicho que por su homosexualidad. Pero cualquier persona que lea un pasaje de Genesis, capítulos 18 y 19, encontrará que la homosexualidad no se menciona, …la razón por la cual estas ciudades fueron destruidas fue la soberbia, la falta de hospitalidad, la idolatría y la falta de caridad.

En cuanto a las citas del Levítico, se sigue amenazando sobre las cabezas de los homosexuales sin añadir que este antiguo libro de la Biblia también prohíbe sembrar dos clases de semillas en el mismo campo, usar ropa con dos clases distintas de tejido, cortarse la barba y hacerse tatuajes. Entonces pregunto ¿ se irán al infierno todos los campesinos mexicanos que siembran maíz y frijol en el mismo lote? ¿ todos que vestimos pantalón de mezclilla y camisa de poliéster? …según el Levítico deberíamos irnos.
Estas prohibiciones ya no son validas y se consideran anticuadas….¿por que siguen validas las referente a la homosexualidad nada más?

Adendo de quien relata, para los creyentes, la Iglesia católica considera el sexo homogenital como pecaminoso, no la condición de homosexualidad misma, por lo tanto el acto homosexual es pecado, el hecho de ser homosexual no lo es.

Prohibiciones católicas, las formas de sexo que no persigan la procreación dentro del matrimonio, tales como contracepción (pastilla del día después) la pornografía y la masturbación.

Jamas olvides reir

En todas las reuniones entre amigos, siempre hay uno con gran repertorio de divertidas historias y con la habilidad de contarlas, por lo que el intercambio de chistes es inevitable. Lo cual es mejor que ardientes discusiones de religión o política. Un chiste rompe la desconfianza entre los invitados asistentes, calma la tensión, establece una conexión.

Un chiste para ser efectivo, tiene que ser bien contado, si no contamos con la gracia y atributos necesarios, preferible no hacer la intención de contarlos, nadie es talentoso para todo. Un chiste memorizado, le quita lo espontaneo, lo vuelve mecánico, y repercute en el impacto del oyente. Así tengan días complejos o todo les parezca hoy más difícil. Todos necesitamos disipar las tensiones de manera saludable y reír es una de ellas. Sin embargo, hasta para ser chistosito se necesita talento y si a eso le unen más cultura pues maravilloso. La gente más chistosa que conozco es cultísima porque poseen mayor riqueza de vocabulario y saben decir cosas divertidas en momentos precisos., o sea bromas pesadas es de gente poco inteligente. Hoy tanta gente necesita sonreír más a menudo que si pueden colaborar con ello es estupendo y no tienen que hacer demasiado esfuerzo, de manera sencilla y directa pueden ir regalando gotitas de luz a los demás.
Uno de los propósitos del chiste es decir lo indecible con gracia y respeto.
Por lo general la gente se pone chistosa tontamente cuando bebe, pero es mucho más agradable y admirable transmitir alegría con quienes nos rodean en condición sobria y sin mucho alarde ni escándalo; el mejor humor es el cauteloso.
Un día sin reír, es un día perdido. (Charles Chaplin).