Cuando se trata de medir…. 

Llama la atencion que en nuestro país, los técnicos plomeros. electricistas, albañiles, carpinteros, herreros y ferreteros sigan utilizando el sistema anglosajón de unidades. Medir es una exigencia de nuestro desenvolvimiento en el mundo que nos rodea. 
Sin duda alguna todos nos hemos visto en la necesidad de realizar alguna medición en nuestras vidas. Bien sea para una tarea, alguna reparación doméstica. En la antigüedad, las tribus del desierto necesitaban conocer la distancia que había desde un pozo de abastecimiento de agua hasta el otro, pues de este conocimiento dependía la vida de la comunidad entera.
Para medir longitudes era común que los pueblos usaran partes de su cuerpo como referencia. Es por eso que podemos encontrar patrones comunes a diferentes culturas, como el pie, ; el codo, la medida desde el codo hasta la punta de los dedos con la mano abierta (aunque para algunos pueblos era la distancia entre el codo y el puño cerrado); o la palma, la longitud de la mano abierta, es decir, el ancho de los dedos de la mano. Sin embargo, estos patrones traen consigo más de un inconveniente, ya que cada persona tiene diferente medidas antropomórficas y cada medida será, por lo tanto, diferente. En el caso de necesitar precisión para alguna tarea en especial, por ejemplo la construcción de un artefacto de precisión , no era confiable.
El sistema métrico inglés es un sistema de medidas basado en las dimensiones del cuerpo. Si mides por ejemplo, la distancia entre la punta de tu nariz y la de tu dedo, tendrás una yarda; si observas el ancho de tu pulgar, conocerás lo que mide una “pulgada”, y si mides tu pie, estarás haciendo uso de una medida denominada de igual manera para marcar la longitud, el “pie”es una unidad de origen natural (basada en el pie humano), ya utilizada por las civilizaciones antiguas., El pie romano, equivalía a 29,57 cm; el pie castellano a 30,5 cm. Actualmente el «pie» se utiliza sólo como unidad de medida popular en los países anglosajones de EE.UU. y Reino Unido, y todavía se emplea en aeronáutica, incluso fuera de los países anglosajones, para expresar la altitud de aviones y otros vehículos aéreos. La adopción por estos países del Sistema Internacional (SI) hace ya unos años irá haciendo caer en desuso esta unidad, también en estos países. Era usual utilizarlo para longitudes de hasta unos tres metros. Para longitudes mayores se suele emplear la yarda o la milla. 
La milla es una unidad de longitud que no forma parte del sistema métrico decimal. De origen muy antiguo, fue heredada de la Antigua Roma y equivalía a la distancia recorrida con mil pasos, siendo un paso la longitud avanzada por un pie al caminar -el doble que lo que ahora se consideraría un paso- (en latín: milia passuum) un paso simple era de unos 74 cm.. La milla romana medía unos 1.480 m. 
Con objeto de garantizar la uniformidad y equivalencia en las mediciones y facilitar las actividades tecnológicas industriales y comerciales, diversas naciones del mundo suscribieron el Tratado del Metro.
Nuestro país se rige bajo el Sistema Internacional de Unidades de medida en el que se adoptó el Sistema Métrico Decimal. Este Tratado fue firmado por diecisiete países en París, Francia, en 1875. México se adhirió a este Tratado el 30 de diciembre de 1890. Cincuenta y dos naciones participan como miembros actualmente en el Tratado, excepto Estados Unidos de America.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s