Crisis de identidad

En algunas familias se acostumbra equiparar el parentesco por afinidad y el natural, es decir, llamarle <padre> al padrastro o <hijo> al hijastro, y con esa ambigüedad de términos es la causas de esta tremenda confusión:

Un Joven hombre casado con una viuda de 42 años, la cual tiene una hija de 25 años, que ahora se ha convertido en mi hija.

Mi padre viudo conoció a esta joven y se enamoró y se caso con ella. Así que mi padre se ha convertido en mi yerno, por consiguiente, mi hija -que también es mi nuera- se ha convertido en mi madre.

Por otro lado, mi mujer y yo tuvimos un hijo. Este niño se ha convertido en el hermano de la mujer de mi padre, lo que equivale a ser el cuñado de mi padre.

En consecuencia, es ahora mi tío, puesto que es hermano de mi madre.

Poco después, la esposa de mi padre tuvo un niño, que es a la vez mi hermano -ya que es hijo de mi padre- y mi nieto -puesto que es hijo de la hija de mi esposa-, así que ahora yo soy hermano de mi nieto.

Ya sabemos que el marido de a madre de alguien al convierte en su padre, y la esposa del padre de alguien, es su madre, resulta que ahora soy padre de mi madre. Por lo tanto soy mi propio abuelo.

Después de este embrollo y en sentido estricto, el hombre tiene un hijo con su esposa, y un medio hermano del fruto del matrimonio de su padre con otra mujer.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s