Historia y magia.

En su cronología, el hombre ha empleado plantas para diferentes usos: alimenticio, medicinal, ornamental y para la fabricación de albergues y viviendas. Su curiosidad lo llevo a utilizar ampliamente las plantas, desde la época prehispánica, los indígenas han considerado el peyote como una planta divina que les confiere la posibilidad de curar, tener buenas cosechas, predecir el futuro y ser valeroso en las batallas, además de transferirles poderes de adivinación.

Durante la Conquista, la civilización mexica horrorizó a la sociedad europea por los sacrificios humanos y el uso de plantas sagradas. Estas fueron vistas como malignas y diabólicas.

La Inquisición llegó a México, y esta declaró oficialmente que el uso del peyote era un culto satánico y  prohibió su uso, posteriormente destruyeron todo el acervo (códices) de la cultura botánica mexica.

El conocimiento de algunas plantas se rescató gracias a cronistas y frailes españoles interesados en el tema. Así la primera referencia al peyote la hizo fray Bernardino de Sahagún.

En su manuscrito <La historia general de las cosas de la Nueva España> describe a una planta a la llamaban peyote y narraba que aquellos que la comían o bebían, no necesitaban vino.

En la actualidad, esta cactácea es considerada sagrada por varios pueblos indígenas, particularmente los tarahumaras y los huicholes, estos últimos conservan y practican una ceremonia ancestral, en la que recorren cientos de kilómetros para llegar a Wirikuta, San Luis Potosí, que es la tierra sagrada del peyote y según ellos es el centro del mundo.

El territorio del peyote, cactus de color verde azulado y carece de espinas, se extiende de San Luis Potosí, Zacatecas, Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila y Chihuahua.

En estudios farmacológicos recientes, se han aislado y caracterizadas 55 diferentes alcaloides, el principal alucinógeno es la mezcalina, que actúa directamente sobre el sistema nervioso central provocando alucinaciones visuales, auditivas, olfativas, táctiles y gustativas.

La mezcalina fue la primera sustancia alucinógena en utilizarse en estudios psiquiátricos, como la esquizofrenia.

Otras especies de cactaceas contienen sustancias alcaloides, pero ninguna de ellas tiene tanta historias y magia como el peyote.

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s