Sentimientos de juventud

La  Felicidad y el amor más que definirlas, hay que sentirlas, nadie sabe bien que son  hasta haberlas sentido, esos estados emocionales que nos hacen sentir plenos y realizados.

Por lo tanto podemos decir que nadie sabe lo que son hasta que las hemos experimentado. 

Son pequeños momentos donde sentimos una especie de enajenación que nos hace sentir contentos, satisfechos.u

Estos momentos no son muy extensos en el tiempo pero son una carga de energía que nos ayuda a sobreponernos a dificultades y contratiempos. Un oasis en pleno desierto.

Si me pongo a recordar momentos de felicidad debo remontarme a mi adolescencia. Una Felicidad que sentí al leer mis primeras historietas con los inolvidables dibujos del Tarzán o El Príncipe Valiente, la Familia Burrón, Memin pingüin, Archie, etc,,,una buena calificación en el colegio;  ir a la playa y sus médanos (Altata).

Otros ejemplos de dicha podrían ser los juegos con mis amigos en un mundo mucho menos complejo que el actual. Tomar agua fresca de una manguera después de un partido de fútbol o béisbol  callejero, jugar a las canicas, damas chinas, a la lotería, patinar en la plazuela.

Todas esos entretenimientos que hoy no parecen tener importancia,  pero que, en esos momentos, nos llenaban de Felicidad y nos dejaron buenos recuerdos.

Haber conocido a mi novia, ahora esposa, el día de mi graduación profesional el día de mi casamiento y el nacimiento de mis hijos también fueron momentos de gran Felicidad.

No puedo evitar nombrar la aparición del rock and rol a finales de los años 50 y por influencia de Elvis Presley, Billy Haley y los Beatles,

en Mexico en la década de los 60’ se iniciaron los ídolos musicales, Angelica María, Cesar Costa, Alberto Vázquez, Enrique Guzman, etc….nos trajeron felicidad y alegría.

El mundo cambió y los jóvenes también. Sería largo enumerar momentos felices aunque todos sabemos que están matizados de contratiempos y dificultades. Por eso no creo que sea un estado largo e ininterrumpido a través del tiempo.

Debo agregar que no hay una fórmula para ser feliz. Quizás una puesta de sol en una playa nos haga alcanzar ese éxtasis bienhechor que nos hace sentir tan bien.
La felicidad no la buscamos ,más bien hay que dejar que aparezca y disfrutar el momento.

Hay que recordar que la Felicidad casi siempre aparece como resultado de nuestras acciones. Si obramos mal es muy difícil que alcancemos un estado de plenitud como lo es la Felicidad. Sentir envidia o rencor por el bienestar de los otros, aleja totalmente de nuestro lado la posibilidad de ser felices.

La verdadera felicidad se siente y se comparte. Hay que disfrutarla cuando aparezca,

Espero que sientan  felicidad al leer este ensayo literario.

Imagenes de una realidad.

El principal panorama de la ciudad es su gente. La presencia humana apresurada, voluntariosa, tensa, desafiante, ocupa y desborda todos los espacios de calles y avenidas. Hay una energía colectiva que la hace mas viva.

Ciudad de que no esta quieta, ni en los parques, ni en los mercados, en donde están los juanes, las marías, los niños de la calle, la gente común, a eso que los políticos llaman “el pueblo”, los que no molestan ni ocupan sitio en el espacio o en el tiempo, los pobres, que son nadie, un bulto sin voz con su silencio de años, gente que esta herida, llena de hambre y sufrimiento inútil.

Ciudad que no esta quieta ni en los panteones, donde se hacen honores con corridos rancheros a un jefe narcotraficante, y no lo está porque están los jóvenes, los taxistas, los transeúntes, los policías, los comerciantes, los estudiantes, los vendedores ambulantes, todos con sus costumbres, hábitos, exigencias y enojos.

La ciudad y sus habitantes con sus costumbres y modos de vivir, los ricos, pequeños potentados en sus almacenes, distribuidoras o bancos, una clase media con el cerebro lleno de mensajes electrónicos y de consumo y en cambio los pobres, la muchedumbre extenuada, fatigada, atormentada por la miseria y sus cotidianos trajines.

Así en blanco y negro, así en malo y bueno, así en feo y bello.

Una corazonada


Desde que abrimos los ojos cada mañana, nuestro cerebro comienza con pequeñas y grandes decisiones, naturalmente, estas serán de diferentes dificultad o trascendencia, dependiendo del oficio, trabajo o circunstancia de cada persona.Un buen numero de estas decisiones tienen lugar en una maravillosa computadora ( cerebro) y ni siquiera somos conscientes de como las tomamos, es la “intuición” , que es la facultad de comprender las cosas al instante, sin necesidad de realizar complejos razonamiento, es el conocimiento inmediato y auto-evidente, no requiere ningún tipo de deducción.
Cuando aparece una persona que no veías desde tiempo, nuestro cerebro selecciona pequeños datos para decidir si esa persona nos agrada o nos incomoda. Los datos son experiencia y están vinculados a recuerdos y memorias ocultas en pesado manto del inconsciente, y lo que llamamos »corazonada« es el fruto de un mecanismo complejo del que no se tenía advertencia hasta que la imagen de la persona u objeto aparece, una rapidísima descarga eléctrica en el cerebro nos advierte »mejor no acercarse a esa persona« y recuerdas inmediatamente, lo conocí de hace años, y su falsedad me dió mala impresión, o también lo contrario, el flashaso cerebral dice º es una persona simpática, y lo confirmas con una breve interlocución.
El motivo para explicar una “corazonada” de manera mas precisa es : la inteligencia intuitiva.

 

 

Precariedad de vocabulario

Con las graduaciones de fin de año escolar padres y abuelos acompañan a sus hijos y nietos a la ceremonia de clausura.
Con asombro ,  después de  un acto académico  en donde se premian a alumnos sobresalientes, escuchamos  el vocabulario tan diferente  e incompresible que manejan los adolescentes, para los adultos nos entristece que los jóvenes  muestran  una alarmante incapacidad expresiva.
Algunas de las expresiones orales escuchadas en la recepción:
Los amigos son =cuates=, no son simpáticos =son buena onda=, se puso =hasta la madre= y se le =botó la canica= para denotar que se emborrachó, y empezó a =dar madrazos= en lugar de golpes, mas tarde =se agüitó = porqué nadie de =los chavos lo peló=, es decir nadie le dió atención y nadie se ofreció darle =un aventón= llevarlo en automóvil, porque vive hasta la =chingada=,  su casa hasta muy lejos.
El vocablo mas escuchado, es »güey”,  una deformación de  buey, es decir, el toro macho, una vez capado ya no sirve como semental; solo para labrar la tierra y para el abasto de carne en los mercados, este término coloquial la Academia Mexicana de la Lengua define como “adjetivo mexicano para referirse a una persona tonta o estupida ”. .
Por extensión es aquel hombre que tiene a la esposa sin atención, pero ella ya tiene un “semental«…(coloquialmente su pancho)  y a su marido lo están haciendo buey.
Un adolescente diría : =no mames, güey=, en lugar de es una situación complicada.

¿Quien es culto?

Una pregunta muy complicada, conocemos compañeros, amigos y profesionistas que se consideran cultas y a mí no me lo parecen, y conozco personas mas modestas y prudentes, que casi siempre expresan que no son muy cultas y a mi si me lo parecen.

La pregunta no se puede responder sin asumir ¿Qué es la cultura? Definición simple, conjunto de conocimientos e ideas no especializados, adquiridos gracias al desarrollo de las facultades intelectuales, mediante la lectura, el estudio y el trabajo.

Mi impresión es que una persona culta es un individuo que tiene una idea general del conocimiento humano adquiridos mediante el estudio o la experiencia en una ciencia, disciplina o arte y que sería capaz de examinar y dialogar entre personas un asunto o un tema proponiendo argumentos o razonamientos.

En el siglo pasado, se consideró que un intelectual o persona culta, era un humanista interesado en problemas literarios, históricos o sociológicos, sin importar si tenía algún conocimiento de ciencias básicas como la matemáticas, física o biología, ya que a este se denominaba científico.

En realidad, en mi humilde opinión, ser culto es tener elementos de juicio necesarios para interrelacionar los asuntos de la vida y saber ver anticipadamente las implicaciones de unas áreas sobre otras.

Siembra de lluvias

Tuve la oportunidad y suerte de visitar una plaza en construcción, donde casual y accidentalmente pude conversar con un joven  que lo habían citado para en una entrevista de trabajo, el estaba leyendo una novela de García Marquez, lo cual marcó mi atención.

Lázaro es un joven nacido en Tamazula de Victoria, Durango, quien paso su niñez y parte de su adolescencia en las montañas de la Sierra Madre Occidental, recordé que en esa pequeña población nació Guadalupe Victoria, el primer presidente de México en 1843. Lázaro que ahora tiene 29 años, buscando un futuro mejor, estudió un curso de técnico en geodesia en internet, ya que tenía conocimiento del incremento de inversiones inmobiliarias de centros comerciales en Culiacán, y con este oficio podía ayudarle a conseguir trabajo estable y mejor pagado.  

Inicio conversación con él joven Lázaro, y  le comento acerca de mi blog y afición por narrar historias de vida cotidiana, me contesta “que interesante afición” , aprovecho para solicitarle en hacer unas preguntas ,  y  me  dice “sobre que asunto”, le digo que he tenido curiosidad de un tema sobre la ocupación de los jóvenes que habitan en los altos de Sinaloa, donde no hay trabajos formales y pocas actividades económicas,  me sonrió y rapidamente notó que yo tenía un propósito, me dice “usted quiere saber lo de la siembra”,  su mano la puso en su cuello y movió su cabeza dos veces lateralmente, lo pensó un momento en silencio, y dice “si no menciona nombres ni localidades acepto responder lo que crea conveniente”   aquí la siguiente  narración a mis preguntas que aceptó contestar: 

Empieza a contestar, a finales de junio, los lugareños adultos y jóvenes trabajan en las quebradas de la Sierra Madre Occidental, que se encuentran a una altura de 1300 m. sobre el nivel del mar, laboran limpiado sus lotes de tierra (algunos propios o de familiares) con superficie de 1500 a 3500 metros cuadrados, en donde también queman la maleza que brotó en el mismo, esperan inactivos  en su pueblo hasta las primeras lluvias. 

En julio, suben a la sierra y hacen surcos a 50 centímetros de separación, iniciando “la siembra de lluvias” de marihuana, utilizando semilla que logran del semillero macho de la temporada anterior.  

La planta de marihuana (cannabis sativa) es dioica (es aquella en la que hay individuos machos e individuos hembras)  tambien es  unisexual, y también produce plantas con ambos sexos, a las que se denominan  hermafroditas.  

La planta de cannabis florecen cuando las noches se hacen largas, y en ese momento se puede marcar su sexualidad, este estado de maduración sexual se logra entre seis y ocho semana después de la germinación. 

Lázaro sigue contestando algunas preguntas inquisidoras, las que no acepta permanece en silencio y tranquilo , lo que entiendo como una negativa, hago otra diferente pregunta, y empieza su narración: dice que a la novena semana, los lugareños inician lo que se llama “desmachar” consistiendo en arrancar y desechar las plantas masculinas,  que van al semillero, dejando únicamente las plantas femeninas. 

En ellas brotan unos cálices en forma de lagrima donde salen dos pelitos blancos (pistilos) y que se agrupan formando cogollos (le llaman “mota”).   

Los lugareños esperan un mes para que termine la maduración de la planta, que se manifiesta con un color marrón de los cogollos (mota) siendo este el punto óptimo de la cosecha utilizando tijeras de jardinería para cortar los cogollos (mota) de la planta adulta. 

Lázaro sin perder su seriedad, sigue teniendo confianza en su interlocutor, tal vez por ver enfrente a un adulto mayor, y aprovecho para reanudar las preguntas. 

Me comenta que sigue el proceso de secado, el cogollo de marihuana contiene mucha humedad, la cual debe reducirse para evitar la aparición de hongos y moho, lo mejor es hacer manicura a la marihuana (cortar los trozos de tallo), quedando la flor seca y limpia,  que es la que se utiliza para los cigarrillos para fumar y hacer más rápido el proceso de secado, que habitualmente tarda 10 a 14 días colgadas en mazos en un lugar fresco, ventilado y oscuro más sombra y poco sol y con temperatura máxima de 25 grados. 

A Lázaro no lo ha recibido el ingeniero Jefe de la obra, lo que me permite continuar haciendo preguntas sobre el trabajo en la sierra alta, y narra en sus términos : Una vez “pizcada” la flor, se embolsa en costales de yute con  un peso aproximado a 18 kilogramos, los cuales bajan en mulas al pueblo. 

Cada agricultor hace paquetes comprimidos de 10 kilogramos. 

La comercialización la negocian con el jefe de plaza o el jefe de la comunidad , para un solo comprador,  explica que los precios van de acuerdo a la calidad de maduración y secado, generalmente pagan  en efectivo por un paquete de 10 kilogramos un valor aproximado de $ 5 mil pesos, que en Estados Unidos los distribuidores al menudeo obtienen $ 13 mil dólares. 

Obviamente deduje que había participado en esas labores en su mocedad, pero me dio satisfacción que haya cambiado de oficio para un buen futuro en su vida personal.

Un acuario en el desierto

Asistir a centros educativos y recreativos en las ciudades que tienes la oportunidad de visitar, es una experiencia inolvidable, mejor si vas acompañados de tus hijos y nietos.

El acuario OdySea es una instalación de última generación en el suroeste de Estados Unidos, localizado en Scottsdale, Arizona, te sorprenderán caminar bajo el mar submarino, por el SeaTREK, una escalera gigante sumergida que desciende hacia el océano profundo y es la única exhibición de acuario rotatorio del mundo.

Los baños en el atrio son impresionantes, ya que tienen un tanque de pared de cristal donde parece estar caminando con tiburones, Vale la pena entrar aun si necesitar utilizarlo.
Las exhibiciones son muy interesantes en un hábitat recreado con diferencia al acuario normal, este esta orientado más hacia el “Arte”.
No se arrepentirán con esta visita, además es más barato que llevar de compras a nuestra esposa.