La paradoja de Trump



Es nieto, hijo y esposo de inmigrantes, y su tema constante y permanente de campaña es la inmigración que considera una amenaza para la America blanca, sus ataques diarios se dirigen sobre todos a “gente marrón” (brown people).
Estados Unidos es un país moldeado por la inmigración, pero a lo largo de la historia ha habido controversia sobre los recién llegados.
La ola migratoria mas intensa llegó de Europa hacia finales del siglo XIX, y se registró aproximadamente un millón de inmigrantes hasta 1910.
Hoy irónicamente, Estados Unidos obtiene sus mejores talentos de la llegada de inmigrantes con sus descendientes inmediatos que han logrado dirigir el futuro tecnológico de Estados Unidos y la humanidad.
Son los principales innovadores en ciencias con doctorados en Física, Matemáticas, Cibernética, Química y Aeronáutica, siempre veremos en las fotografías de premios científicos de asiáticos, indios, europeos y algunos latinos.
Ejemplos de brillantes e inteligentes descendientes de inmigrantes que fundaron empresas globales :
APPLE…….Steve Jobs, 2ª generación sirio americana.
GOOGLE…Sergey Brin, 1º generación ruso-americana.
AMAZON..Jeff Bezos, 2ª generación cubano-americana.
TESLA…….Elon Musk, 1ª generación sudafricano-americana .

Irónicamente, todos los estadounidenses son descendientes de inmigrantes, pero la mentalidad actual de un ” americano real” es que todo aquel que llegó antes es legítimo.

.Me gustaComentar

Las groserías son expresión de nuestras emociones

Octavio Paz, en su laureada obra,” El laberinto de la soledad”, menciona que la angustiosa tensión que anida en el interior de los mexicanos, se expresa en una frase que nos viene cuando la cólera, la alegría o el entusiasmo nos lleva a exaltar nuestra condición de mexicanos : ¡ Viva Mexico, hijos de la chin..da!


Las malas palabras, obscenas, groseras, vulgares y maldiciones, son palabras tabú, prohibidas por algunos, odiadas por otros, pero no ignoradas por nadie…..¿exclusivas de la gente con poca o ninguna educación ?.
Sin importar edad, género y nivel económico, las malas palabras están presentes en nuestra vida cotidiana. Las groserías, tienen funciones comunicativas que difícilmente pueden lograrse con otro medio linguistico, por ejemplo, ¡a huevo! se utiliza como una expresión afirmativa para decir “seguro que sí”, “por obligación” , “forzadamente”.
Desde que cumplimos 11 años, empleamos palabrotas de manera intensiva y extensiva, por tanto escucharlas de los adolescentes y adultos, y que decirlas tiene une efecto catártico (de purificación), lo que nos permite concluir que su uso se ha incrementado respecto a épocas anteriores.


Cualificando las groserías o majaderías( por recato y respeto a nuestros lectores, no las denominamos) pero se pueden dividir en : insultos sexuales, relacionados a desechos humanos, órganos sexuales, blasfemias, ofensas incestuosas, prostitución, términos racistas, enfermedades físicas y mentales, funciones fisiológicas que avergüénzan, nombres de animales aplicados a personas e insultos homofóbicos.
En fin, decir groserías, es un fenómeno dé habituación y precariedad de vocabulario.

 

Sentimientos de juventud

La  Felicidad y el amor más que definirlas, hay que sentirlas, nadie sabe bien que son  hasta haberlas sentido, esos estados emocionales que nos hacen sentir plenos y realizados.

Por lo tanto podemos decir que nadie sabe lo que son hasta que las hemos experimentado. 

Son pequeños momentos donde sentimos una especie de enajenación que nos hace sentir contentos, satisfechos.

Estos momentos no son muy extensos en el tiempo pero son una carga de energía que nos ayuda a sobreponernos a dificultades y contratiempos. Un oasis en pleno desierto.

Si me pongo a recordar momentos de felicidad debo remontarme a mi adolescencia. Una Felicidad que sentí al leer mis primeras historietas con los inolvidables dibujos del Tarzán o El Príncipe Valiente, la Familia Burrón, Memin pingüin, Archie, etc,,,una buena calificación en el colegio;  ir a la playa y sus médanos (Altata).

Otros ejemplos de dicha podrían ser los juegos con mis amigos en un mundo mucho menos complejo que el actual. Tomar agua fresca de una manguera después de un partido de fútbol o béisbol  callejero, jugar a las canicas, damas chinas, a la lotería, patinar en la plazuela.

Todas esos entretenimientos que hoy no parecen tener importancia,  pero que, en esos momentos, nos llenaban de Felicidad y nos dejaron buenos recuerdos.

Haber conocido a mi novia, ahora esposa, el día de mi graduación profesional el día de mi casamiento y el nacimiento de mis hijos también fueron momentos de gran Felicidad.

No puedo evitar nombrar la aparición del rock and rol a finales de los años 50 y por influencia de Elvis Presley, Billy Haley y los Beatles,

en Mexico en la década de los 60’ se iniciaron los ídolos musicales, Angelica María, Cesar Costa, Alberto Vázquez, Enrique Guzman, etc….nos trajeron felicidad y alegría.

El mundo cambió y los jóvenes también. Sería largo enumerar momentos felices aunque todos sabemos que están matizados de contratiempos y dificultades. Por eso no creo que sea un estado largo e ininterrumpido a través del tiempo.

Debo agregar que no hay una fórmula para ser feliz. Quizás una puesta de sol en una playa nos haga alcanzar ese éxtasis bienhechor que nos hace sentir tan bien.
La felicidad no la buscamos ,más bien hay que dejar que aparezca y disfrutar el momento.

Hay que recordar que la Felicidad casi siempre aparece como resultado de nuestras acciones. Si obramos mal es muy difícil que alcancemos un estado de plenitud como lo es la Felicidad. Sentir envidia o rencor por el bienestar de los otros, aleja totalmente de nuestro lado la posibilidad de ser felices.

La verdadera felicidad se siente y se comparte. Hay que disfrutarla cuando aparezca,

Espero que sientan  felicidad al leer este ensayo literario.

 

Imagenes de una realidad.

El principal panorama de la ciudad es su gente. La presencia humana apresurada, voluntariosa, tensa, desafiante, ocupa y desborda todos los espacios de calles y avenidas. Hay una energía colectiva que la hace mas viva.

Ciudad de que no esta quieta, ni en los parques, ni en los mercados, en donde están los juanes, las marías, los niños de la calle, la gente común, a eso que los políticos llaman “el pueblo”, los que no molestan ni ocupan sitio en el espacio o en el tiempo, los pobres, que son nadie, un bulto sin voz con su silencio de años, gente que esta herida, llena de hambre y sufrimiento inútil.

Ciudad que no esta quieta ni en los panteones, donde se hacen honores con corridos rancheros a un jefe narcotraficante, y no lo está porque están los jóvenes, los taxistas, los transeúntes, los policías, los comerciantes, los estudiantes, los vendedores ambulantes, todos con sus costumbres, hábitos, exigencias y enojos.

La ciudad y sus habitantes con sus costumbres y modos de vivir, los ricos, pequeños potentados en sus almacenes, distribuidoras o bancos, una clase media con el cerebro lleno de mensajes electrónicos y de consumo y en cambio los pobres, la muchedumbre extenuada, fatigada, atormentada por la miseria y sus cotidianos trajines.

Así en blanco y negro, así en malo y bueno, así en feo y bello.

Una corazonada


Desde que abrimos los ojos cada mañana, nuestro cerebro comienza con pequeñas y grandes decisiones, naturalmente, estas serán de diferentes dificultad o trascendencia, dependiendo del oficio, trabajo o circunstancia de cada persona.Un buen numero de estas decisiones tienen lugar en una maravillosa computadora ( cerebro) y ni siquiera somos conscientes de como las tomamos, es la “intuición” , que es la facultad de comprender las cosas al instante, sin necesidad de realizar complejos razonamiento, es el conocimiento inmediato y auto-evidente, no requiere ningún tipo de deducción.
Cuando aparece una persona que no veías desde tiempo, nuestro cerebro selecciona pequeños datos para decidir si esa persona nos agrada o nos incomoda. Los datos son experiencia y están vinculados a recuerdos y memorias ocultas en pesado manto del inconsciente, y lo que llamamos »corazonada« es el fruto de un mecanismo complejo del que no se tenía advertencia hasta que la imagen de la persona u objeto aparece, una rapidísima descarga eléctrica en el cerebro nos advierte »mejor no acercarse a esa persona« y recuerdas inmediatamente, lo conocí de hace años, y su falsedad me dió mala impresión, o también lo contrario, el flashaso cerebral dice º es una persona simpática, y lo confirmas con una breve interlocución.
El motivo para explicar una “corazonada” de manera mas precisa es : la inteligencia intuitiva.

 

 

Precariedad de vocabulario

Con las graduaciones de fin de año escolar padres y abuelos acompañan a sus hijos y nietos a la ceremonia de clausura.
Con asombro ,  después de  un acto académico  en donde se premian a alumnos sobresalientes, escuchamos  el vocabulario tan diferente  e incompresible que manejan los adolescentes, para los adultos nos entristece que los jóvenes  muestran  una alarmante incapacidad expresiva.
Algunas de las expresiones orales escuchadas en la recepción:
Los amigos son =cuates=, no son simpáticos =son buena onda=, se puso =hasta la madre= y se le =botó la canica= para denotar que se emborrachó, y empezó a =dar madrazos= en lugar de golpes, mas tarde =se agüitó = porqué nadie de =los chavos lo peló=, es decir nadie le dió atención y nadie se ofreció darle =un aventón= llevarlo en automóvil, porque vive hasta la =chingada=,  su casa hasta muy lejos.
El vocablo mas escuchado, es »güey”,  una deformación de  buey, es decir, el toro macho, una vez capado ya no sirve como semental; solo para labrar la tierra y para el abasto de carne en los mercados, este término coloquial la Academia Mexicana de la Lengua define como “adjetivo mexicano para referirse a una persona tonta o estupida ”. .
Por extensión es aquel hombre que tiene a la esposa sin atención, pero ella ya tiene un “semental«…(coloquialmente su pancho)  y a su marido lo están haciendo buey.
Un adolescente diría : =no mames, güey=, en lugar de es una situación complicada.

¿Quien es culto?

Una pregunta muy complicada, conocemos compañeros, amigos y profesionistas que se consideran cultas y a mí no me lo parecen, y conozco personas mas modestas y prudentes, que casi siempre expresan que no son muy cultas y a mi si me lo parecen.

La pregunta no se puede responder sin asumir ¿Qué es la cultura? Definición simple, conjunto de conocimientos e ideas no especializados, adquiridos gracias al desarrollo de las facultades intelectuales, mediante la lectura, el estudio y el trabajo.

Mi impresión es que una persona culta es un individuo que tiene una idea general del conocimiento humano adquiridos mediante el estudio o la experiencia en una ciencia, disciplina o arte y que sería capaz de examinar y dialogar entre personas un asunto o un tema proponiendo argumentos o razonamientos.

En el siglo pasado, se consideró que un intelectual o persona culta, era un humanista interesado en problemas literarios, históricos o sociológicos, sin importar si tenía algún conocimiento de ciencias básicas como la matemáticas, física o biología, ya que a este se denominaba científico.

En realidad, en mi humilde opinión, ser culto es tener elementos de juicio necesarios para interrelacionar los asuntos de la vida y saber ver anticipadamente las implicaciones de unas áreas sobre otras.